martes, 27 de septiembre de 2016

Valdemadera, el techo de Algairén

IXOS MONS
Valdemadera (1.272 m)
Martes, 27 de septiembre de 2016



            Al suroeste de una tierra llana, protagonizada por inmensos viñedos, y compartida con la vecina comarca de Valdejalón, está la sierra de Algairén, que en otras ocasiones ya hemos visitado, y la sensación que tenemos, es como si hubiéramos dado vueltas a la tarta sin subir a la guinda. Pero eso ha sido hasta hoy, porque ya no podemos decir lo mismo. Hoy, finalmente, nos hemos comido la guinda de la tarta de esa sierra, de ese verso suelto del Sistema Ibérico. Hoy, partiendo del Santuario de Nuestra Señora de las Viñas, hemos subido al pico Valdemadera, que con sus 1.272 metros es el techo de esta sierra. Un monte que se debate entre el resto de compañeros orográficos y los extensos viñedos de Cariñena y comarca. Un monte que carga a sus espaldas con unos pedazo de antenas que harán mucha falta para el desarrollo de la actual vida de las telecomunicaciones, pero que visualmente dañan al más insensible de los ojos que sobre ellas se posan desde los cuatro puntos cardinales a muchos kilómetros de distancia. Un monte, sin embargo, que se ha mostrado dulce, suave, amigable y al que hemos subido acompañados por el amigo Rodrigo, del China Chana, de Alfamén, muy conocedor de estos caminos.

Santuario de Nuestra Señora de las Viñas
Cruce con el GR 90.3
            Situados en Aguarón, a unos 3 km en dirección a Codos, nos encontramos a mano derecha el desvío que nos lleva al Santuario de Nuestra Señora de las Viñas, donde dejamos el vehículo. Retrocediendo por la estrecha carretera asfaltada unas decenas de metros, hasta el cruce del GR 90.3, lo tomamos en dirección a Tobed. Se cruza la carretera de Codos y sigue el ancho camino entre carrascas y jaras. Aunque no lo vemos debido a lo tupido del bosque, estamos en el barranco de Valdemadera, entre éste y la carretera de Codos que hemos cruzado, y a la que salimos, teniendo que andar a su vera como unos 350 metros, para en una curva a la izquierda, y sin señalización, tomar enfrente una senda que sale, y que nos vuelve a meter en el bosque, por piso cómodo y bien acompañados de arbolado.

El bosque mágico

Collado de Valdecerezo, con el Espino y Sangarba al fondo
          En el collado de Valdecerezo ya damos vista al resto de sierra, que hace muga con Alpartir. Distinguimos el Espino y el Sangarba, con su roquedo, que fueron visitados hace unos meses. Giramos a la izquierda, enfilando ya la subida hacia nuestro objetivo de hoy, que se nos muestra ya más cercano. El último tramo antes de salir a la pista cimera, está muy erosionado por el paso de motos. Una vez ya en la pista, el acercarse a la cumbre de este monte es cuestión de unos minutos. “Que no son gigantes, mi señor”, como diría Sancho Panza, que son antenas de telefonía. Sí, pero gigantescas, que privan de poesía a este monte con sus espectaculares vistas a los cuatro costados. Un vértice geodésico, como testigo de lo que un día fue este monte, se yergue avergonzado junto a la enorme alambrada que circunda los gigantes de la telecomunicación.

Nos aproximamos al objetivo
Mirador de Valdemadera
            Bien se vale que en dirección al mirador de la Falaguera (PR-Z 43) apenas se ven trazas de un SL que nos conduce al mirador de Valdemadera, donde podemos volver a degustar las extensas vistas sobre las tierras que ocupan el arco nordeste, con tierras de Valdejalón y del Moncayo por un lado, y todas las llanuras vinícolas por otro. Volvemos a la pista, y en poco ya tomamos un sendero a la derecha para meternos de nuevo por el bosque, que primero nos enseña las ruinas de un pozo nevero, y luego nos baja por preciosos rincones entre carrascas vestidas de líquenes, que le confieren un aspecto mágico. Salimos a un ancho camino, que a la izquierda nos llevaría al Raso de la Cruz, y a la derecha nos lleva ya hasta el punto de partida, habiendo pasado antes por el cruce donde sale el sendero que conecta con el GR 90.3 en el collado de Valdecerezo, por donde hemos pasado a la subida, y por otro rincón que más cuidado luciría mejor, se llama Sitio del Emparrado.

Sierra de Algairén
            Una mañana muy bien empleada, dando una vuelta por lo más alto de esta callada sierra, por donde hemos dado una bonita circular de 9,6 km, entre GRs, PRs y SLs, empleando 2h 45’ de tiempo total, del que 2h 20’ han sido en movimiento, para salvar en torno a 640 m de desnivel acumulado D+, en buena compañía.



1 comentario: