lunes, 4 de noviembre de 2013

El Fragineto, porque el sur también existe

IXOS MONS
El Fragineto (1.734 m),
porque el sur también existe 
Domingo, 3 de noviembre de 2013


            En que la vida es cíclica ya casi todo el mundo estamos de acuerdo. Que la vida te lleva alternadamente por etapas emocionales de subidas y de bajadas, de montañas y de valles, también es algo que más o menos todos vamos experimentando. Y que los mundos psíquico y físico están estrechamente relacionados, pues tampoco se le escapa a nadie. Hoy ha sido clarísimamente una de esas jornadas en las que para acceder a las alturas hemos tenido que pasar por el fondo del barranco. Hoy ha sido una de esas jornadas en las que nos hemos enriquecido por las aguas de abajo y los vientos de arriba. Hoy ha sido una de esas jornadas en las que hemos experimentado la alternancia. Y todo ello en una sierra al sur del Pirineo, entre éste y la Hoya de Huesca. Estamos en Guara, y nos dirigimos al Fragineto.

Ermita de Nª Sª de La Fabana
          Seis Mayencos, seis, nos disponemos a dar buena cuenta de ello, porque el sur también existe. En una mañana despejada por estos pagos, aunque no así por las altas montañas, partimos del paraje llamado La Tejería, para adentrarnos en un bosque mixto y dirigirnos hacia el fondo del barranco del río Calcón, que se apresura hacia el embalse, que vamos viendo con el permiso de los claros del bosque. Pasamos junto a las ruinas (unas más, y son cientos) de la ermita de la Virgen de Nuestra Señora de La Fabana, original del siglo XII, en un lugar donde se contaban cinco fuegos.

Equilibrios
            Al poco, comenzamos a sentir la sensación de hacernos pequeños ante las enormes paredes calcáreas que encajonan este riachuelo, que no querríamos encontrarnos con él cuando se le hinchen las tripas, pues estando como está ahora, más bien en modo estío, es un auténtico juego de equilibrios al que nos someten unas piedras oportunamente colocadas. Hasta aquí hay que hacerlo también de regreso. Llegamos al punto en el que comienza la circular. En el cruce, tomamos el camino de la izquierda que, acompañados por viejos robles, nos sube al cuello de Lizana, desde donde se contempla la vertiente oeste de esta loma, que da vista en primer término a Vadiello y su embalse, y a la Hoya de Huesca que da comienzo a la tierra llana.

Piedras y más piedras
            Enseguida nos encaramamos a la cresta de La Ronera, para recorrerla enterita de sur a norte, encontrándonos con la cima principal, el Fragineto (1.734 m), donde le presentamos nuestros respetos y aprovechamos para echar un breve bocado, porque el fuerte viento no hace muy acogedora la estancia. Montes de Guara, silenciosos, solitarios, casi olvidados, montes de Guara, todos a nuestros pies, que descansáis un poco más desde que formáis parte de ese Parque Natural de la Sierra y Cañones de Guara, con vuestras 80.000 Has entre el parque y la zona periférica protegida, que os hacen el mayor espacio protegido de Aragón.



            Seguimos cresteando, esta vez de bajada, para llegarnos a la cima norte, el Corcurezo, desde nos tiramos ya en picado hasta el collado de Petrenales, siempre con la vista en el Tozal. De nuevo, un cruce de caminos, el que traemos, el que seguiremos, el que viene de Nocito, y el que sube al Tozal. Este lugar donde estamos es entre muy agradable y lo siguiente. Es un claro del bosque al abrigo del aire y al arrullo del sol. Bocado obligado, ya más relajados. Pero todo se acaba, y esto también. Emprendemos el descenso por el barranco, hasta dar con el desvío y cerrar la circular, continuando ya para enfilar el barranco y su chapoteado. Fabana y La Tejería.

            Hemos disfrutado de una auténtica jornada de fiesta. Nos hemos disfrazado de ermita, de barranco, de bosque, de cresta, de cima. Hemos tratado de tú al Tozal. En definitiva, de tierra, de agua, de aire y de sol, en los 17 km y 1.000 metros de desnivel positivo acumulado, y su consiguiente regreso. Todo ello en algo más de 7 horas de auténtico placer. Placer entre Mayencos. Gracias a todos y a todo.





El reportaje completo de fotos, en:

No hay comentarios:

Publicar un comentario