miércoles, 21 de noviembre de 2012

Sagitario

Sagitario
21.nov.12 21:50
21.dic.12 11:12
(hora solar)




                Sagitario. Tercer y último signo del otoño. Vamos camino del solsticio de invierno, ese momento del año astrológico en el que más corto es el día, y en consecuencia más larga es la noche. A pesar de ser mes de fuego, es cuando más bruscamente baja la temperatura, lo que obliga a un mayor esfuerzo de adaptación para la supervivencia en el mundo vegetal. A la contracción, o movimiento centrípeto de la savia durante el mes anterior, por la Ley del Ritmo, sucede una reserva de comburente (el oxígeno que no escapa porque ya no quedan hojas), y de combustible (los hidratos de carbono y sus reacciones exotérmicas que impiden la congelación de la savia).

En el mundo animal, los pecilotermos (cuya temperatura interior es igual a la del medio ambiente), encuentran en el sueño o letargo invernal la solución térmica al llegar este mes. Sin embargo, los animales homeotermos (de temperatura interior constante), en cuyo grupo estamos los humanos, encuentran en este mes, merced al frío exterior, el máximo estímulo de las glándulas suprarrenales (del temor y de la ira), con una intensificación de la circulación y la posibilidad de una actividad muscular menos fatigosa. Esto conlleva un incremento del metabolismo en la médula ósea, particularmente en los fémures (regidos por Sagitario), con lo que se produce una mayor abundancia de glóbulos rojos, que al ser portadores del oxígeno del aire, se mejoran las combustiones orgánicas, y en consecuencia la conservación de la temperatura, a pesar de la pérdida que se produce por la irradiación en la superficie del cuerpo, en lo más periférico de nuestro sistema circulatorio.

Este es, por tanto, un mes de lucha, de competencia, de superación, para que con la pérdida de temperatura no descienda la vitalidad. Es el mes del coraje, de la exaltación sanguínea, de la saeta, del sagitario, que cuanto más alejado de una vida natural se esté, más se corre el riesgo de verse convertido todo ello en cólera, mal humor, hipocondría, exaltación biliosa en definitiva. Entre los animales, la violencia, la agresividad, la competencia y las facultades destructoras desarrollan al máximo los poderes físicos (somáticos y fisiológicos) de auto conservación a costa de los demás seres contra el medio ambiente en general.

Anatómicamente, Sagitario rige los muslos, en consecuencia, durante este mes son convenientes las salidas a la montaña, cuya actividad de ascender y descender los pone a prueba, jugando un papel preponderante en la hiperventilación pulmonar (regida por Géminis, su opuesto en la rueda zodiacal). Es en el medio natural donde comenzamos a encontrarnos las escarchas, de aquí el nombre de Frimario en el calendario de la Revolución Francesa.


Uno de los mayores peligros que corren los nacidos en este signo son los que emanan de un exceso de actividad física y mental. El reposo del cuerpo y de la mente son las mejores medicinas que ayudarán a los nativos de este signo a conservar o recuperar la salud. Conservar la sangre con abundancia de hierro, evitar las drogas estimulantes, llevar una vida higiénica y compensar las fatigas con suficiente descanso, son las normas a seguir para conservar el cuerpo y la mente en perfectas condiciones. Los montañeros, corredores y saltadores son los que más se libran del aspecto degenerativo sometido por el sedentarismo.

Sagitario es gobernado por Júpiter, el mayor planeta del Sistema Solar, tradicionalmente asociado a la expansión, por lo que infringe en los sagitarianos unos deseos de libertad, quizá mayores que a los de cualquier otro signo. Ligado con el conocimiento, con los estudios superiores, enfoque filosófico y pensamientos especulativos, que conducen precisamente a esa ambición por alcanzar más cotas de libertad. Corresponde con el jueves. Su color del arco iris es el azul. Y su nota musical el Re, en clave de Sol.

Como el resto de signos, Sagitario no es bueno ni malo, sólo hay personas nativas en este mes que están más o menos evolucionadas. Está representado pictóricamente por un Centauro, por eso, en éste, más que en otros, hay claramente una diferenciación entre los que están más dominados por esa parte animal, inferior, de menor catadura moral, dados al juego, a la falta de respeto y hasta a la criminalidad. Sin embargo, los más influenciados por la parte superior, por la parte humana dirigen sus aspiraciones a terrenos más altos, más altruistas, son idealistas, guardadores de la ley y del orden, características con las que consiguen el respeto de la sociedad.

Le gusta explorar temas desconocidos, haciendo acopio de conocimientos, de los que hará buen uso en adelante. Un buen ejemplo de ello son los idiomas. Se pone objetivos en apariencia lejanos, y antes de alcanzarlos los habrá hecho avanzar. Necesita siempre tener algún desafío. Cuando se cansa, el buen sagitario, no descansa, cambia de ocupación. Sus trabajos preferidos son los relacionados con la enseñanza, la abogacía, intérprete de idiomas, agente de viajes, explorador, escritor, bibliotecario, deportista, en definitiva a cualquier actividad que le reporte esa expansión que necesita, y cuya necesidad le viene dada por su carácter jupiteriano.

                Así son ell@s, y así hay que quererlos. Bien amig@s, muchas felicidades a l@s Sagitarios, y que este tránsito os sea propicio a todos vosotr@s.


Imágenes extraídas de diversas WEB

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada