domingo, 30 de agosto de 2015

Infiernos y Tebarray, un cuatro en uno.

AQUERAS MONTAÑAS
Los Infiernos (W 3.073 m,
C 3.081 m, E 3.076 m)
Tebarray (2.886 m)
Sábado 29 de agosto de 2015


            Hay un viejo dicho que dice que no se puede estar en misa y repicando. Ciertas obligaciones nos han impedido, aun a nuestro pesar, formar parte esta vez de la programada salida por la Sección de Montaña del CP Mayencos, al Tebarray, un emblemático pico muy cercano al imponente macizo de los Infiernos, y como había una espinita ahí clavada, pues eso, que un clavo saca a otro clavo. Cuatro mayencos se han encargado esta vez de hacer de carpinteros y clavetear estas dos rutas en una, que no es moco de pavo. Subir desde el Balneario de Panticosa al collado de Pondiellos, para bajar a sus lagos, subir a los Infiernos por las costuras de su Marmolera, crestearlos de la cara y del revés, bajar al collado de los Infiernos, ribetear el ibón de Tebarray, subir a su pico, volver a bajar al collado, y luego al mismo de los Infiernos, para volver al balneario por las cuencas de Azules y Bachimañas… no tiene precio. Para todo lo demás… está el lunes, el martes, el… Y si le añades el coincidir con el Ultra del Valle de Tena, ya ni te cuento.

En fin, que se han pegado una buena currada, y para que no se quede en el olvido, os ofrecemos la crónica, fotos y track de nuestra reportera más dicharachera, Ástrid Gª Graells. Allá va.


           Casi está terminando Agosto pero nosotros no queremos que termine el verano, su calor, sus tormentas, sus flores, sus pastos, sus montañas pedregosas; nos gustaría que este estado de continuo disfrute de nuestras montañas de verano durara y durara para siempre.

            Las montañas en verano se dejan querer y hacen bien, ya que es el mejor momento para preñar nuestros corazones con esa belleza que nos hará buscarlas una y otra vez verano tras verano.

          Conscientes de ello, desde la Sección de Montaña se encarga un día de sol perfecto para cerrar la temporada estival y ascender a uno de los picos más perfectos que tenemos en el cercano Valle de Tena, el Pico Tebarray. Es un pico perfecto porque se asimila a los que dibujamos niños y mayores.

  
            Quedamos a las seis de la mañana en el club (ir a la montaña tiene estos madrugones, qué le vamos a hacer) y nos personamos sólo 4, tres  chicotes y una chica (Julio Oria, José María Bonet, Manuel Bermejo y Astrid Gª Graells) .

      Como entre los cuatro estamos en plena armonía y los acuerdos sobre la actividad fluyen como el agua, decidimos hacer, de camino a Tebarray, los Infiernos, ya que este destino lo teníamos pendiente  de hacer de unos días atrás cuando una tormenta nos hizo dejar esos picos para mejor ocasión. Hoy es el día perfecto, así que a todos nos seduce  hacer este recorrido:

  • Subir desde el Balneario de Panticosa al Collado Pondiellos
  • Bajada a los Ibones de los Infiernos y subida por la cresta entre las dos marmoleras de los infiernos.
  • Cresteo del Infierno Occidental al Oriental
  • Bajada por la marmolera hasta el Pico Garmo Blanco
  • Bajada al Collado Tebarray y Pico
  • Vuelta por los Ibones Azules a Bachimaña y Balneario
  • Cerveza en Casa de Piedra


Aquí os dejamos el track.



            En la estadística salen 16,4 km, con 11h 20' de tiempo total, del que 6h 20' han sido de actividad, para hacer más de 2.100 metros de D+, no está mal, no??jjjjj.

           O sea que hemos echado una larga jornada entre pateo, deleite, vídeos y entrevistas a corredores del Ultra Trail Valle de Tena que ha sido este mismo día y cuyo recorrido coincidía en el último tercio con el nuestro.

         Hemos valorado que la subida por la cresta de los infiernos nos ha podido incrementar en una hora y pico la jornada si en lugar de por allí hubiéramos subido desde Pondiellos por la pedrera directos a la entrada de una chimenea que te da acceso al Infierno Central, no obstante la ascensión entre las dos marmoleras ha sido espectacular.

            En cuanto a los Infiernos, la ascensión es muy cómoda por el camino elegido, arriba, en el Infierno occidental hemos iniciado el cresteo que resulta muy asequible, con un camino suficientemente ancho con algunos pasos donde se debe echar manos, no hace falta especial equipación si bien, siempre hay que ir muy atentos a los pies y extremar la seguridad propia ya que hay mucha altura.

            Por su parte el perfecto Tebarray se deja hacer hasta correteando, ya que el camino es fácil y la cumbre amplia y segura.

      Las vistas desde allí son espectaculares a los recientes Infiernos y al Balaitus, Frondiellas, llegándose a divisar hasta el refugio de Respomuso.
  
La próxima con vosotros, no lo olvidéis.

Sección de montaña



1 comentario:

  1. No he podido estar ahí pero viendo las imágenes seguro que os lo pasasteis muy bien y queréis repetir!! A ver si dentro de poco me animo y la hago con mi esposa y amigos

    ResponderEliminar