martes, 7 de enero de 2014

IV Circuito de las Ermitas de Jaca 2014

ENTRENOS
IV Circuito Ermitas Jaca
Jornada Puertas Abiertas
Club Atletismo Jaca
Lunes, 6 de enero de 2014



           La vida es un continuo peregrinar. Si antiguamente se hacía por motivos religiosos, hoy se hace más bien por los turísticos, por los deportivos, y nos incorporamos a esa corriente aportando este circuito de ermitas próximas a Jaca.

Ermita de la Victoria
            Una nueva Jornada de Puertas Abiertas en el Club Atletismo Jaca. Por cuarto año consecutivo se pone en marcha para el público en general esta actividad para corredores y andarines. La totalidad del circuito sobrepasa los 21 kilómetros, pero se diseñan otros bucles más cortos, para que andarines de dos grupos distintos de nivel, y corredores podamos hacer el recorrido en unas dos horas y media, coincidiendo en los restos de la ermita de Sarsa, en el Paseo de Invierno, ya en el casco urbano de Jaca, para en marcha ya neutralizada alcancemos la catedral, esa joya mundial del románico.

Capilla de San Cristóbal
            En una mañana de transición en lo meteorológico, en un puro guiño entre una borrasca y otra, y con temperaturas que para algún día de primavera ya las quisiéramos, un numeroso grupo de unos 60/70 participantes posamos junto a ese otro monumento histórico que es la Ciudadela, para salir corriendo unos y andando otros. Este año formamos parte del grupo de andarines, pero el que se piense que con ellos se va más tranquilo que corriendo, es que no ha ido con ellos todavía. Aviso a navegantes.

Parque lineal del Gas,
llegando al puente la Lana
            Rompeolas, Camino de Santiago, Cementerio. Primera parada. Primera ermita. La de la Victoria. Posado y foto. Seguimos, y lo hacemos dirección Jaca, para bordear las naves industriales y acercarnos hasta Forranchinas, donde está la Capilla de San Cristóbal. Cristóbal, que significa portador de Cristo, conductor de Cristo, por eso es el patrón de los automovilistas. Y en eso consiste el peregrinar, en portar, en llevar, en buscar… cada uno lo suyo.

            Y continuamos con nuestra búsqueda particular. Rotonda de la gasolinera, y por Escolapios al Gas, para acercarnos por ese parque lineal hasta el puente de la Lana y, pisando ya asfalto, subir hasta Barós. Visita a la ermita de Santiago, parroquial de San Fructuoso, y descanso al abrigo de un buen té y de unas buenas gentes de lo lugar.

Ermita de Santiago, en Barós
          Abandonamos este tranquilo pueblo, y lo hacemos dando la bienvenida al otro grupo de andarines, que llega ahora. Salimos por el extremo NE, y tomamos un camino, un atajo que nos lleva, a nosotros y a los barros que vamos cogiendo en las zapas, hasta la carretera de Ulle, pero como nos pasamos de frenada, hay que volver un corto tramo hacia el cruce con Barós. Naves de ganados y a la derecha, a pisar más, y más, y más barros, he dicho más barros?

             Nuestro siguiente objetivo, la ermita de la Santa Cruz, en Monticiello, y que ya lo tenemos a la vista, pero del que nos separa un barranco y campos, que no vamos a insistir más, pero que con mucho barro. Por tratar de evitarlo al máximo, y que no sé si lo conseguimos, nos acercamos hasta el extremo oriental del monte, donde supuestamente nos vamos a encontrar ya un camino, y algo más seco, por ser pedregoso y drenar más. Pero no, ni es un camino, ni está seco. Pero la vida es así, a veces coges cargas y a veces las dejas. De momento las llevamos, y con ellas acariciamos el lomo de este monte, de este monte del cielo, de este Monticiello, que alberga a esta ermita compartida entre Barós y Guasa. Nuevo posado y nueva foto. Al tiempo de salir divisamos a las primeras unidades de corredores, que llegan de Ulle, dispuestos a comerse ya el monte. Corre, corre, que nos pillan.

San Fructuoso, en Barós
            Y para abajo, con más barro, y con más cuidado de que sólo sea en los pies, porque lo más fácil es ir al suelo todo entero. Llegada a la carretera, puente de la Lana, rotonda de Barós y  cuesta del Voto de San Indalecio, para enfilar ya hacia la ermita de Sarsa, donde acaban de llegar los corredores y que al poco lo hace el otro grupo de andarines. Más posado, más fotos, y en marcha neutralizada hasta la catedral, que si sus piedras hablaran… bueno, en realidad ya lo llevan haciendo durante casi mil años, pero como estamos siempre a nuestras cosas, no nos enteramos de lo que nos dicen. Pero prestad atención y veréis.





            Y más posado y más fotos, como se posa en nuestras manos ese pedazo de roscón de Reyes con dorada corona, al que no hacemos ascos, a pesar de haber estado hace unas semanas ondeando la tricolor. Así somos, nos quedamos con lo mejor de cada casa. Bueno, pues eso, roscón y moscatel, gentileza del Club Atletismo Jaca, y buenos deseos y abrazos de todos y para todos. Al año que viene más y mejor… si cabe.



           
            El reportaje completo de fotos, en:

Y si queréis más información sobre las ermitas del circuito, en el reportaje de hace dos años:
https://picasaweb.google.com/chematapia/CircuitoErmitasJaca

2 comentarios:

  1. Pero que majicos todos... vaya cara de satisfacción, sobre todo con el roscón!!!
    Isidro

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Isidro. La verdad es que lo pasamos bien.

      Eliminar