sábado, 1 de octubre de 2016

Almenara/Berrocal y Santa Cruz, en el Campo de Daroca

IXOS MONS
Almenara/Berrocal (1.436 m)
Santa Cruz (1.423 m)
Miércoles, 28 de septbre de 2016


A la ciudad de Daroca tributo le hace pagar,
lo mismo a la de Molina que del otro lado está,
y la tercera a Teruel, que está puesta más acá;
ya tiene el Cid en su mano a Celfa la del Canal.

Puerta Baja, y Fuente de los 20 Caños
(imagen de daroca.es)
            El Cantar Primero del Mío Cid recoge esta referencia a la localidad de Daroca, dotada de la categoría de ciudad desde 1366. Medieval, pero con vestigios de la Darek celtibérica, ha jugado un importante papel a lo largo de la historia debido a su enclave geoestratégico. Hoy en día, con sus en torno a 2.200 habitantes, es la cabecera de una deprimida comarca que lucha por sobrevivir, estando entre las de más baja densidad de población de Aragón. Pero en su seno, en su humilde quietud, alberga verdaderos tesoros arquitectónicos dignos de ser visitados. En cuanto a sus alrededores, monte bajo y escasos cultivos salpicados por pequeños pueblos que ven envejecer su población sin nada que lo remedie.


La Monja, guardián de la laguna de Gallocanta
            Hoy, con el ánimo de llegar al horizonte antes que el sol, nos hemos decidido a visitar las dos mayores alturas de la comarca, concretamente los puntos más elevados de la sierra de Santa Cruz, el Berrocal, o Almenara, según desde donde se mire, y el propio Santa Cruz, que alberga la ermita de Santa Elena. Con el amigo José Moreno, del Club de Montaña Daroca hemos pasado una bonita tarde de monte.

La casi inaccesible cima del Berrocal

Bosque tupido
            Almenara/Berrocal. Partiendo de Daroca dirección Used, a unos 12 kilómetros parte una pista a mano derecha, desde donde se puede comenzar a andar. Desde aquí, ida y vuelta son algo más de 11 km, pero bien podemos acercarnos con el vehículo hasta el collado de Aldehuela, lo que nos ahorraría como 7 km, que no aportan mucho. A partir de él, la pista coge más inclinación y se va metiendo ya de lleno entre el bosque de roble, que soporta bien la sequía reinante. A pesar de ser la mayor altura de la comarca y estar dotada de vértice geodésico, no lo está de sendero alguno para llegar a ella, debiendo estar atento al cabo de algo más de dos kilómetros y medio desde el collado para encontrar la mejor traza, escasamente definida, que comienza salvando las terrazas favorecidas para la repoblación de pinos, que están sucumbiendo entre los robles autóctonos.

Cerro del Castillo y embalse de Almenara
            Muy tupido el terreno, te vas encontrando algún claro debido a ríos de piedras, que te permiten ganar terreno sin luchar con la ramulla, que tiene en la jara el mayor defensor del bosque. El medio se vuelve hostil, como si no quisiera visitas. Menos roble, más jaras, con su inequívoca tarjeta de visita. Como a unos cuarenta minutos de auténtica lucha contra el medio, que nos hace entender el mal genio que tienen los jabalíes, llegamos a una loma que en su claridad nos permite ya ver el vértice geodésico, al que nos acercamos. Como decimos, es el punto más alto de toda la comarca del Campo de Daroca, lo que permite tener una completa panorámica de toda ella, en la que destaca la tristeza del fondo salino de la laguna de Gallocanta, a los pies de la Monja, otro de los montes cercanos a esta sierra, culminado con un roquedo también casi inexpugnable.

El descenso tampoco está exento de complicación
            El descenso lo hacemos por terreno más despejado, pero también súper poblado por la aromática jara, que se cobra su tributo. En diez minutos llegamos al collado de Fonseca, que es el acceso directo desde Used. Una vez en la pista, la seguimos hasta encontrar el vehículo en el collado de Aldehuela, donde damos por terminada la circular, a la que le hemos metido en torno a 2 h de tiempo total, del que 1h 40’ han sido en movimiento, y desde donde hemos contabilizado casi 8 km, con unos 250 metros de desnivel acumulado D+.
                                                                                      
En la cumbre del Berrocal

Cerro de Santa Cruz

Indicador del PR-Z 60 en la Peña del Refresco
            Santa Cruz. Para alcanzar el siguiente objetivo de la tarde, regresamos a la carretera Z-V-4231 y nos dirigimos a Used, para continuar por la misma carretera en dirección a Atea. Antes de llegar a ella, en el puerto de Used, encontramos por la izquierda la entrada a una pista forestal, con un indicador de 4,5 km al cerro de Santa Cruz, pero como vemos que el sol avanza más que nosotros, nos acercamos con el coche hasta la llamada Peña del Refresco, y vamos a explicar el porqué del nombre. En este punto nos incorporamos al PR-Z 60, que viene de Atea y pasa por la ermita y merendero de San Lamberto, y es en este punto donde la romería, que se celebra el tercer domingo de mayo, hace un alto para echar un bocado.

PR-Z 60,de Atea al Santa Cruz
            Bueno, pues a partir de aquí la pista sigue en busca de lo más alto del monte, pero el PR se nos ofrece por un sendero a nuestra izquierda que va subiendo a saco para ir cruzando la pista en varias ocasiones, rindiéndose a ellas en la última. Finalmente, al cabo de unos 25 minutos llegamos a lo alto del cerro de Santa Cruz, también llamado de Santa Elena, Madre del emperador Constantino I, y que perdió la “H” no sabemos cuándo. Se llama así, porque alberga una ermita, en estado muy precario, dedicada a esta santa. En la amplia cima también cohabitan un vértice geodésico, aupado en unas grandes zapatas de piedra, y una caseta de vigilancia forestal, desde donde se puede ejercer muy bien esa función sobre los montes de la redolada.

Vértice geodésico y ermita de Santa Elena
            Volvemos sobre nuestros pasos hasta el vehículo, para salir de nuevo a la carretera, y camino de Atea meternos a la pista que nos lleva hasta esa ermita de San Lamberto, a donde acuden romeros y visitantes ese tercer domingo de mayo para honrar al santo y pasar una jornada festiva en el merendero instalado en sus inmediaciones. Según la información que ofrece http://atea.webcindario.com/paginas/RutaSantaCruz.htm, son 6,5 km los que distan desde el pueblo hasta Santa Cruz. Desde la Peña del Refresco, han sido 3 en total, recorridos en 55’ de tiempo total, del que 40’ han sido en movimiento, para hacer 180 metros de desnivel acumulado D+.

 
En la cumbre del Santa Cruz

            Y con un agonizante sol salimos del monte en dirección a Daroca, habiendo visitado las dos máximas alturas de la comarca, concentradas en la Sierra de Santa Cruz, y que no pierden la esperanza de ver medrar un territorio que la ponga en valor. En total, han sido 19,3 km, con 650 m de desnivel acumulado D+, en 2h 45’ de tiempo total. Andando, han sido 11 km, con 430 m de desnivel acumulado D+, y 2h 55’ de tiempo total, del que 2h 20’ han sido en movimiento. Todo ello por unas sierras que esperan que la lluvia y algunas actuaciones las saquen del reseco estado en el que se encuentran.

No hay comentarios:

Publicar un comentario