martes, 22 de diciembre de 2015

Belén Popular CP Mayencos Oroel 2015

IXOS MONS
Belén Popular Oroel 2015
CP Mayencos
Domingo, 20 de diciembre de 2015


            Como un hijo, que lleva meses fuera de casa, y cuando viene por Navidad lo hace de golpe. Como esas plantas en las que ya se agolpa la inmensa fuerza de la genética en sus brotes. Como esos animales de paso, que no saben si van o vienen. Y como integrantes de ese gran escenario natural de la vida, así estamos todos en esta entrada del invierno astrológico, que no meteorológico. Cuando dos seres que tienen que caminar de la mano no lo hacen, cuando se tiene que producir el encuentro y no lo hace, se genera dolor. Así estamos nosotros, a la espera de este invierno que no termina de llegar.

Saliendo del bosque
            De cualquier modo, no altera nuestros planes, no altera nuestra tradición de subir el Belén Popular a la Peña Oroel y colocarlo bajo las faldas de la Cruz. Una treintena larga de socios y simpatizantes partimos del Parador al filo de las nueve de la mañana, para integrarnos en el bosque, para formar parte de ese paco de Oroel, que desde el Campo de Jaca mira con una cierta envidieta a ese Gran Norte de donde le vienen las nortadas más airadas.


            Con viejos amigos, que no amigos viejos, vamos serpenteando a través de sus treinta y tres curvas el camino que nos lleva al collado, donde salimos del bosque. Un bosque que algo nos protegía, porque en saliendo de él sentimos ya que el viento refresca nuestro aliento. Optamos por el sendero de la cornisa, que nos conduce a ese gran hito de piedras que al subir o al bajar, cada uno vamos aportando, dejando con ellas nuestras ilusiones, nuestras esperanzas, nuestros buenos deseos. Sentimientos todos ellos que de bien nacido está bien tener, pero que en estas fechas se amplifican.


En torno al belén
             Finalmente llegamos a la Cruz, y lo van haciendo todos. Se abren las mochilas, sale ropa de abrigo, algún bocadillo, cava y frutos de la época, que se comparten, como los mejores deseos. También sale el belén, que se coloca bajo las faldas de la Cruz, y en torno a ella nos situamos para el ritual de todos los años, alguna lectura, algún villancico y alegría, mucha alegría. Un año más, y ya van muchos, hemos cumplido con la tradición, y atentos estamos para ver si tenemos entre nosotros a esos cuatro precursores que el 29 de diciembre de 1968 comenzaron esta bonita historia. Germán Lanaspa, Ángel Mesado y Miguel Ángel Pardo nos acompañan, pero nos falta Fernando Val. Estamos a dos años de celebrar ese 50 aniversario, a ver si para entonces estamos todos.

            Y poco más, de vuelta al Parador y cada mochuelo a su olivo. Queremos agradecer su asistencia a quienes nos han acompañado, socios, simpatizantes y amigos, para cumplir con esta tradición. Aprovechamos la ocasión para desear a todos una FELIZ NAVIDAD, y que el año próximo venga cargado de muchas y buenas montañas.
  



No hay comentarios:

Publicar un comentario