domingo, 23 de diciembre de 2012

La Partacua con raquetas

RAQUETAS
La Partacua con raquetas
Sábado, 22 de diciembre de 2012


              Entre borrascas de días pasados, y anticiclones de venideros, cabalgamos sobre esta mañana que no nos deja cielos muy limpios, pero que nos permite disfrutar de una bonanza climatológica muy poco propia de este primer día de invierno. Y como nada podemos hacer contra eso, lo asumimos y nos damos un buen paseo con raquetas por la zona de la Partacua. La idea es partir desde Lacuniacha (1.380 m), ese parque faunístico con animales salvajes en semi libertad, para seguir por la pista hasta alcanzar la cola del ibón de Tramacastilla, y volver por la pista hasta mediado el camino entre este pueblo y Sandiniés... pero no va a ser así.

Plana Alta de Boj
            Al poco de meternos en la pista ya encontramos nieve, y nos ponemos las raquetas. Conforme vamos avanzando se abre ante nosotros la sierra de la Partacua, ese macizo que, junto con el de Tendeñera, constriñe al jovencísimo río Gállego. Su máxima altura, Peña Telera (2.762 m), se sabe más alta que algunos que la cortejan, pero se tiene que aupar para competir con otros, pero sabe que no puede ser. Por más altiva que se muestre, no puede ser. De todos modos, es uno de esos montes con nombre de mujer que nos tiene auténticamente cautivados, y como que lo veneramos de lejos. Desde julio de 1974 que lo subimos, no hemos vuelto a visitar su cumbre, y seguro, seguro que nos está esperando. Va a ser pronto. Verás.

El sol juguetea con la
Corona del Mallo
            Plana Alta de Boj, justo en el desagüe del barranco que viene del ibón de Piedrafita, donde hace casi cuatro décadas albergó un campamento juvenil, sin el refugio hoy existente. Sólo con una tienda militar a modo de pabellón para emergencias y otra gran tienda, llamada La Ponderosa, como cocina y despensa. Y las tiendas de chicos y monitores. Tan sólo eso contra los elementos. ¡Qué verano! Son recuerdos que se agolpan en la mente al pasar por aquí.

            Continuamos por la pista, cubierta de nieve, de una nieve que no ofrece su mejor cara. Una capa costra, y húmeda por debajo, que hace bastante penosa la progresión. Llegamos a una caseta, desde donde se enfila la vista a los corredores de Telera. Dos horas y media desde Lacuniacha. No es un buen tiempo, y se está tan bien aquí… Ambas cosas, y el estado de la nieve, desaconsejan continuar para cumplimentar lo proyectado, de modo que parada y fonda, y vuelta por donde hemos venido, no sin antes pegarnos una buena media hora en el cara sol que nos ofrece.

La costra de la nieve nos muestra
las últimas lluvias
            La vista desde aquí hace que nos entretengamos en reconocer unos y otros picos, sin conseguirlo del todo. ¡Cuánta belleza! Y la sierra de la Partacua, que se extiende hasta converger con montes que cierran el circo de Ip. La esbelta Punta Ezcarra, siempre presente.

            Nos vamos. Nos calzamos de nuevo las raquetas y a desandar lo andado, por una nieve que no se deja querer. Al pasar por un pequeño acceso al ibón de Piedrafita, nos metemos, haciendo un amago de acercarnos a él, pero desistimos y nos metemos por el barranco, que a tramos nos lo pone difícil, pero que finalmente nos deja en la Plana Alta de Boj, para seguir bajando por la pista y algunos alcorces, y llegar al punto de partida.

            Cinco horas de actividad, para salvar los apenas 550 metros de desnivel acumulado, y calculamos unos dieciséis kilómetros. No todas mañanas salen igual de bien, pero hemos disfrutado del entorno y de los enormes espacios abiertos que siempre ofrece el pasear por la base de esta sierra.


El reportaje completo de fotos, en:
https://picasaweb.google.com/chematapia/LaPartacuaConRaquetas



No hay comentarios:

Publicar un comentario