martes, 4 de julio de 2017

El Cabrera y la Peña Café, al filo de la Sierra de la Virgen

IXOS MONS
Cabrera (1428 m)
Peña Café (1412 m)
Domingo, 25 de junio de 2017



“… las vicisitudes que dieron lugar en el siglo XIV al denominado Cisma de Aviñón y llevaron al papado, con el nombre de Benedicto XIII, a «aquel don Pedro de Luna, la voluntad más tenaz de su época y tal vez de todos los tiempos»…”.


Illueca
            Hoy comenzamos nuestro relato con este pequeño fragmento de la novela “El Papa del Mar”, de Blasco Ibáñez, en la que habla de la vida de este controvertido personaje histórico aragonés nacido en Illueca, que con sus más de 3100 habitantes, es la capital de una comarca cuya economía tradicionalmente basada en la agricultura y la ganadería, el siglo pasado basculó considerablemente en favor de la industria del calzado, que da empleo a la mitad de la población activa. Como decimos, esta población es conocida por ser la cuna de Pedro IV Martínez de Luna, el único Papa aragonés, que lo fue bajo el nombre de Benedicto XIII, cuyo castillo palacio se yergue en lo alto de una roca dominando el conjunto urbano, y rompiendo un paisaje horadado por el río Aranda, que da nombre a la comarca.

Cielos del Aranda

Amparados por el PR-Z 73
            Pero vamos a lo nuestro, que es el monte. La Sierra de la Virgen es una más de las estribaciones del Sistema Ibérico zaragozano. Su trazado NW-SE hace de divisoria entre el Aranda y su comarca, y el Ribota, en la de Calatayud, ambos tributarios del Jalón. Su máxima altura es el pico Cabrera, coronado por un vértice geodésico, que con sus 1428 metros de altitud se aúpa orgulloso sobre la vertiente de Illueca, a cuyo término municipal pertenece, aunque confluyen también los de Gotor y Sestrica, también en la comarca del Aranda, y Aniñón en la de Calatayud. Es una sierra que invita a recorrerla en base a varias combinaciones. Por nuestra parte, decidimos hacer una circular subiendo por el PR-Z 73, que se va entrelazando con la señalización de la Ruta del Papa Luna, cuya sexta edición se acaba de celebrar con gran éxito. El descenso se realiza por la Peña Café y el barranco de Valdecongosto. Vamos.

Entre olivos y almendros

Arranque del sendero
            Una corriente de aire frío en altura viene a reemplazar unos días de muy intenso calor, lo que ha provocado episodios tormentosos muy fuertes y localizados en estas jornadas pasadas. Hoy, parece que no va a ser menos, pero de momento se sujeta. La A-1503 parte de El Frasno, y recorre el eje del Aranda hasta tierras sorianas, dejando Illueca a mano derecha; a la altura de la población, más o menos en el PK 10,6 se toma una pista asfaltada a mano izquierda. Como a 700 metros, dejamos el vehículo, comenzando la circular, que por pista agrícola entre campos de olivos y almendros se va acercando a la montaña. Recorrida durante casi 3 km, sale a la izquierda un sendero señalizado. Vamos bien. La subida ha sido constante pero suave. A partir de aquí, más constante y menos suave. El sendero muy bonito de transitar, por pinar y carrasca, con jara buscando su hueco entre ellos.

Refugio de Valdejuén

El roquedo sustituye al bosque
            En menos de una hora se llega al refugio de la Sierra de la Virgen, o de Valdejuén, situado en el límite municipal con Gotor, y desde el que se divisan hasta 10 pueblos de la comarca; de acceso libre, por lo que se puede hacer uso de él en caso de necesidad, pero con la recomendación siempre de respetar las instalaciones. Bajo nuestros pies, la depresión del Aranda, y al norte las estribaciones del Moncayo. Continuamos por la senda señalizada que sigue picando para arriba. Comienza el roquedo, y con él más y más jaras, que aumentan considerablemente su tamaño. La pista se cruza en varias ocasiones. En hora tres cuartos vemos bajar el horizonte y asomar el vértice geodésico, al que le han añadido unos metros más en la pintada. Según el IGN tiene 1428.

Llegando a cima

Hacia el Moncayo
            Las vistas desde aquí son extraordinarias. Al norte tenemos la depresión del Aranda, con las Peñas de Herrera y el Morrón como antesala del Moncayo. Al sur la del Ribota, con la sierra de Armantes. Si nos movemos un poco hacia el oeste podremos ver el Alto de los Tres Mojones, a continuación la ermita de la Virgen de la Sierra, ambos visitados con anterioridad. En dirección contraria, al este, y también visitado, vemos el pico del Rayo, en la sierra Vicor. Estamos pues situados en el centro de esa espectacular panorámica, sobre un pico, el Cabrera, que es el más alto de esta Sierra de la Virgen, bastante poco frecuentada, injustamente a nuestro modo de ver. Este punto, decimos, que pertenece al municipio de Illueca, pero donde confluyen otros tres más, el de Gotor y Sestrica, del Aranda, y el de Aniñón, de Calatayud.

Ermita de la Virgen de la Sierra

Vista desde la Peña Café
            La mañana se empieza a estorbar, de hecho, en varias ocasiones ya nos ha llovido levemente en alguna ocasión en el ascenso. Comenzamos pues el descenso por la loma que se dirige hacia levante, pasando por las indicaciones de los neveros, que no visitamos al no saber su cercanía o no. Seguimos, y nos topamos con la Peña Café, a la que no nos cuesta auparnos. A su derecha, sin señales ya del PR, aun llevando track cuesta encontrar los hitos que dan comienzo al descenso, que se hace por un cortafuegos sin limpiar en el que sin camino definido hay que ir buscando los hitos para no perderse. Esto nos lleva casi media hora.
Descenso por el cortafuegos

Fuente de Valdecongosto
            Salimos a una pista, donde está señalizado para subir al Cabrera o al Guzmán, otro de los bastiones de esta sierra. A partir de aquí el sendero ya está definido y más fácil de transitar. Discurre por bosque mixto. Enseguida salimos a la pista, junto a la fuente de Valdecongosto. A partir de aquí está menos visible la entrada de nuevo al sendero, que sigue por el pinar y paralelo ya al barranco, seco barranco, que se cruza, saliendo de nuevo a una pista, que tomándola a la derecha nos lleva a un cruce donde confluyen cinco. Hay que tomar la tercera de la derecha, o segunda de la izquierda, para seguir bajando. Nos topamos con los corrales de la Mesa, donde volvemos a encontrar señales blancas y amarillas, que nos llevan hasta el punto de partida.

Sorprendiendo a la fauna local


            Una mañana por esta Sierra de la Virgen, conocida por la otra vertiente pero no por ésta, y que merece la pena visitar. Finalmente le hemos metido algo más de 4 horas de tiempo total, del que 3 han sido en movimiento, para recorrer en torno a 11 km, con un desnivel acumulado total de 850 metros D+/-.



1 comentario:

  1. Mas rutas por esa zona en: http://www.rutapapaluna.com/ruta/

    ResponderEliminar