martes, 21 de octubre de 2014

Peña Oroel con CIMA2015

IXOS MONS
Peña Oroel con CIMA2015 (1.769 m)
Sábado, 18 de noviembre de 2014


            A toda brasa le queda su rescoldo. De antiguos encuentros montañeros interfronterizos ha quedado esta llama viva. Los colegas de Montañeros de Aragón de Barbastro (MAB) y del Club Alpin Français (CAF) de Tarbes se reúnen dos veces anualmente. En primavera, los barbastrenses marchan al otro lado de la cordillera, y en otoño les toca acoger a los franceses, eligiendo este año nuestro territorio para ello. Y ahí hemos estado los del CP Mayencos para hacerles más fácil la visita a la Peña Oroel, la nuestra, que compartimos también con Jorge Delgado, nieto del legendario Julián Delgado Úbeda, presidente que fue de la Federación Española de Montañismo, durante más de dos décadas allá por los años 40 a 60. Y por qué decimos esto, porque viene acompañado de una maqueta del logo de CIMA2015, ese Congreso Internacional de Montañismo, a celebrar en Zaragoza del 26 al 28 de marzo próximo.

Frutos del bosque
            Y ahí hemos estado. En una mañana a medio recorrer ya, un numeroso grupo de diversas partes del Pirineo, unidos por la pasión que sentimos por estas montañas, partimos del Parador de Oroel para subir hasta su Cruz. Poco a poco, vestidos de otoño, vamos perfilando esas curvas del camino hasta alcanzar la que el tortuoso sendero se estrecha, se vuelve más íntimo, como nuestro paso por él. El caminar por este, siempre amable, tramo aporta paz, aporta serenidad, la que da estar inmerso en ese proceso de defoliación en el que plácidamente va cambiando el cromatismo de esas hojas hasta que ya no pueden más, y con la satisfacción del deber cumplido, pasan a formar parte del tapizado suelo, para continuar su misión. Un proceso en el que merece la pena detenerse.


Un alto en el camino
            En poco más de una hora, y tras superar los últimos pasos más empinados, llegamos a dar con ellos en la pradera, esa ancha y larga planicie que hace de antecima, muy cerca ya de la Punta Bacials, a la que no nos acercamos por no alargar ya más la jornada. Descanso y bocado. Seguimos por el sinuoso sendero obligado por la enorme profusión de erizones. A punto de llegar al collado, pasamos por las neveras, esos pozos excavados en el suelo y en el que en antiguos usos y costumbres utilizaban para acumular nieve que almacenaban para uso doméstico.

Peña Oroel
            El extraño calor que nos hace en esta época del año hace que se deposite una calima que impide ver con nitidez, pero aun con todo el panorama que se abre ante nosotros es auténticamente impresionante. Casi tres horas desde el inicio y tras cuatro pasos un tanto delicados, llegamos hasta ese collado, donde concluimos con la subida normal. Nos aupamos al sendero de la arista, verdadera frontera entre la tierra y el cielo, entre erizones, buxos y buitres. A la altura de un enorme montón de piedras, que no para de crecer, nos incorporamos al sendero que viene por abajo, y ya es muy poco lo que resta para llegar. Una última rampa y ya estamos.

Comenzando el descenso
            Casi media hora de más visión espectacular, otro bocado, otro trago, y fotos, muchas fotos. Toca bajar, que lo hacemos ya por el itinerario normal, por abajo, encontrándonos con el arranque del camino que baja a la gruta de la ermita de la Virgen de la Cueva, escachada desde hace un tiempo. Collado, visita a los pozos neveros y descenso por el sendero del bosque. Curvas y más curvas, hasta alcanzar de nuevo el Parador, en una jornada compartida con unos y otros. En una jornada, decimos, en la que han salido 11,3 km, con 5 horas de tiempo total, del que 3h 40’ han sido en movimiento. Con un desnivel máximo de cerca de 600 metros, han salido 775 acumulados positivos y los mismos de descenso. Bien, para repetir.







Toda la información de CIMA2015, en: http://www.cima2015.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario